viernes, 7 de febrero de 2014

La calidad de la democracia

Manifestación en Madrid el 1 de febrero, convocada por el Tren de la Libertad, contra la reforma de la vigente ley del aborto. 
Aborto, un polémico proyecto

La Escuela de Ciudadanos inicia un debate al que invita a todos los que, a favor o en contra, quieran expresar su opinión libremente

E.C.

El proyecto de Ley de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada (ley del aborto) aprobado en el Consejo de Ministros el pasado mes de diciembre, a propuesta del ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón, ha producido un terremoto en la sociedad española, que mayoritariamente cree innecesario el cambio de la actual ley de plazos, aprobada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero.

Miles de ciudadanos, liderados por mujeres, se han echado a la calle. Todos los partidos políticos se han posicionado en contra, y se han conjurado para derogar la ley el día en el que el PP pierda el poder. El proyecto de ley es considerado un retroceso de varias décadas en los derechos de la mujer.

Destacados dirigentes del PP, como el presidente de Extremadura, José Antonio Monago o la delegada del Gobierno en la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, también rechazan el borrador tal como está redactado ahora. Otros, como el presidente de Galicia, Alberto Nuñez Feijoó, desean que haya un mayor consenso sobre un proyecto que solo apoya el PP.

Artículos y manifiestos en contra de la reforma aparecen a diario, tanto en España como en numerosos países extranjeros. Un periódico tan conservador como el británico The Times publicó un editorial calificando la reforma Gallardón de “abuso de poder”.

La Escuela de Ciudadanos quiere, modestamente, hacer su aportación a este debate y ofrece este espacio para todos los que deseen opinar, a favor o en contra, sobre uno de los proyectos más controvertidos del Gobierno Rajoy.

Inicia este debate la diputada del PSOE en el parlamento de Castilla-La Mancha Beatriz Labián.

--0--

Radicalmente en contra, Gallardón

¡Qué podemos esperar de un lobo disfrazado de cordero que, según se fue despojando de esa piel, dejó a la vista una persona totalitaria dispuesta a acabar con el derecho a decidir de las mujeres!

Imponer la maternidad a las mujeres solo puede concebirse desde el autoritarismo y el machismo, lo que es intolerable.

Por Beatriz Labián (*)

No pretendo con mi escrito suscitar un debate sobre aborto si o aborto no, pues considero que en nuestra sociedad es un derecho reconocido, que goza con una amplia aceptación en los términos que está regulado en nuestra legislación actual.

Deseo más bien exponer las razones que me llevan a mostrar mi más profundo rechazo al anteproyecto de Ley orgánica para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada, con el que el Gobierno de Rajoy pretende acabar con la ley de plazos y con la libertad de decidir de las mujeres que la actual normativa les reconoce, para volverlas a someter al dictado y la decisión de otros.