domingo, 26 de mayo de 2013

Aula de verano: La reforma Wert

Manifestación de estudiantes en la Puerta del Sol. Foto del SE

Abrimos un debate sobre la nueva 
ley de la enseñanza


E.C.

A punto de terminar el curso escolar, el Gobierno del Partido Popular ha aprobado en Consejo de Ministros una nueva reforma educativa: la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Enseñanza (LOMCE), también conocida por Ley Wert, nombre del ministro de Educación que la ha sacado adelante, con la oposición de todos los implicados en el sector: padres, alumnos, profesores y sindicatos, amén de todos los partidos del arco parlamentario, salvo el PP.

Con su mayoría absoluta en el Congreso de los Diputados, el Gobierno no tendrá problemas para aprobar esta controvertida ley. No se esperan que se produzcan cesiones importantes en el trámite parlamentario, ya que el ministro José Ignacio Wert no ha estado hasta ahora receptivo a aceptar ninguna de las propuestas que le han hecho los partidos de la oposición. Eso sí, la comunidad educativa, profesores, estudiantes y padres ha mostrado su rotunda oposición y han plantado batalla en las aulas y la calle.

La asignatura de religión, el desvío temprano hacia la Formación Profesional, o las reválidas son los nuevos elementos importantes de la nueva ley, que, para muchos, hará la enseñanza en España más clasista y segregadora.

La Escuela de Ciudadanos, que surgió precisamente cuando la derecha más conservadora se opuso a la asignatura Educación para la Ciudadanía, durante el Gobierno de Rodríguez Zapatero, propone un nuevo debate sobre la calidad de la enseñanza en España.

Lo inicia Tohil Delgado, secretario general del Sindicato de Estudiantes de España, para quien más que una reforma, estamos ante “una contrarreforma que devuelve la escuela pública a los años 50”. Aportamos también enlaces a la página web del Sindicato de Estudiantes y a diversos artículos periodiodísticos para una mayor información de nuestros lectores.

Como en debates anteriores, ofrecemos a todos nuestros seguidores, a partidos, sindicatos y organizaciones sociales a participar con sus opiniones en este debate. 

--0--

Una contrarreforma que devuelve la escuela pública a los años 50

La única intención del Ministerio de Educación con la masificación y los recortes es acabar con la escuela pública tal y como hoy la conocemos

Segregación social: a quienes provenimos de familias trabajadoras o de los barrios más humildes nos deparará la salida lo más rápido posible del sistema educativo

Para el PP es un desperdicio económico que los hijos de los trabajadores cursemos bachillerato, formación profesional superior o incluso la universidad

Por Tohil Delgado (*)

Tohil Delgado se dirige a los manifestantes
Durante todo este curso los jóvenes no hemos dejado de movilizarnos: hemos salido a las calles, realizado huelgas, asambleas en los centros de estudio, concentraciones y acciones reivindicativas a lo largo y ancho de todo el Estado. En todo este tiempo hemos dejado clara nuestra oposición a la que sin duda es la peor ley educativa que en los últimos treinta y cinco años hemos conocido.

viernes, 10 de mayo de 2013

La reforma Wert

La EpC resucita y vuelve a morir

Tenemos claro que los niños ya no podrán estudiar en la Escuela una parte de su realidad o de la realidad que les rodea

Los chicos seguirán zambulléndose en el mar de religión católica, apostólica y romana que todavía inunda la misma Escuela

Por Miguel Ángel Cuenca (*)

En unos momentos de dificultad mayúscula para muchos españoles, el Gobierno de España y los miembros de la fuerza política que le da sostén (el PP), dedican una parte importante de sus esfuerzos a entretenernos en debates que, siendo importantes también, lo serían más en otros momentos de menores dificultades para casi todos.

Cierto es que puede optarse libremente por no entrar en esos debates (provocados deliberadamente), o no hacerlo yo aquí y ahora, y dejar a los agitadores sin su pequeño bocado. Lo voy a hacer sin embargo en la convicción de que el eco de mi voz será escaso, y de que aquellos peces gordos, verdaderos destinatarios del anzuelo puesto, no lo morderán más que lo justo, no se rendirán completamente a la carnaza por apetitosa que esta sea.

domingo, 5 de mayo de 2013

Acerca de José Luis Sampedro

Un mes después de la muerte 
del escritor y profesor indignado

E.C.

Un nueva firma se suma a la Escuela de Ciudadanos. Se trata de María José Martínez Sánchez, licenciada en Farmacia y escritora, con una decena de libros (siete en solitario y tres colectivos) en su haber, entre poesía, ensayo y novela histórica.

La autora recuerda a José Luis Sampedro al mes de cumplirse su fallecimiento, a los 96 años. El escritor y profesor, símbolo de la indignación, fallecido el 9 de abril. La autora de este texto propone que, desde las bases de la ciudadanía, se elabore, promueva y se someta a referéndum un manifiesto que titularía Yo reclamo. Una iniciativa que puede resultar polémica y sobre la que la EC invita a sus seguidores a reflexionar.

Completamos este pequeño homenaje al profesor fallecido con los enlaces a una entrevista que le hizo Iñaki Gabilondo, Miembro de Honor de la EC, en su foro Encuentros POR: Piensa, Opina, Reacciona.

--0--

"Yo reclamo", un manifiesto 
para elegir cómo nos gobiernan

Ojala que otros muchos puedan unir fuerzas para seguir la línea del inolvidable profesor y luchar para que nuestro país salga de la terrible crisis moral en la que estamos sumergidos

La crisis financiera lleva aparejada una crisis en forma de privilegios y egoísmo que favorece sólo a unos cuantos en perjuicio de otros, y esto es lo que deberíamos corregir

Por María José Martínez Sánchez (*)

Lo conocí hace algunos años cuando fue a dar una conferencia a la ONG “Nosotras Mismas” a la que yo pertenecía. Le vimos subir a buen ritmo las escaleras hasta el segundo piso de aquella casa sin ascensor del barrio de Chamberí, y cuando ya arriba le comentamos esto, él nos dijo:

–Y ¿cómo queríais que subiera si estabais todas mirándome desde abajo?

Luego la charla fue sobre Economía, de la que casi ninguna sabíamos demasiado, pero todo nos lo explicó muy sencillamente, o yo lo entendí así, ya que al final de la tarde vino a decirnos que, si la Economía vale al ser humano, es buena, y si no le vale, si no le facilita la vida, pues no lo es. Mas tarde, hace unos tres años, le oí en la facultad de Ciencias de la Información, en donde el suelo, pasillos, escaleras y cualquier otro rincón, estaban abarrotados de chicos jóvenes deseosos de oír sus razonamientos.