sábado, 26 de enero de 2013

Temas a debate: ¿Son necesarios los políticos?

Legislación y regeneración democrática


E.C.

Venancio del Coso Molina, Delegado de UPyD en Valdepeñas, se suma a nuestro debate sobre la necesidad de los políticos.

Del Coso sostiene que para que los políticos puedan garantizar los principios democráticos son necesarias dos cosas: una legislación adecuada contra la corrupción y una regeneración democrática y política.

Junto a esta análisis de Del Coso, incluimos los enlaces a dos informaciones de la Cadena SER que ofrecen datos terroríficos: uno, que el 66% de los parados desconfían de la democracia; el otro, que los españoles consideran que solo dos de cada diez políticos son honrados.

Como siempre, invitamos nuestros seguidores y a todos los dirigentes políticos y sociales a participar en este debate. Ver anteriores artículos sobre este debate pinchando aquí.

--0--

A los políticos los carga el diablo

Desfalcos, prevaricaciones, enchufismos y corruptelas varias son descubiertas asiduamente sin inmutarnos, instalados en el desánimo y el inmovilismo

Países como Islandia podrían pensar que la cultura de permisividad para con los políticos españoles se arreglaría legislando con mano dura como ellos

Necesitamos una regeneración democrática y política que nos saque de este inmovilismo y de la aceptación intrínseca, sólo por ser español, de la corrupción


Por Venancio del Coso Molina (*)

Desarrollando el juego de palabras del título, me gustaría comparar a éstos con las armas, en un símil que nos ayude a comprender, desde mi punto de vista, la necesidad o no de los políticos en el marco social actual.

Los políticos, tan denostados actualmente, son producto de la democracia, que lejos de ser un sistema de gobierno perfecto, es el mejor que se conoce a día de hoy.

lunes, 21 de enero de 2013

Temas a debate: ¿Son necesarios los políticos?

El ciudadano-político

Miguel Ángel Cuenca se suma al debate sobre la necesidad de los políticos con un esclarecedor artículo en el que señala que sí, son necesarios, pero deben estar sujetos a unas reglas nuevas, en un nuevo marco institucional. Y cuanto antes, mejor.

Concejal socialista en el Ayuntamiento de Manzanares, sede de la Escuela de Ciudadanos, Cuenca sostiene que los logros alcanzados por la sociedad no habrían sido posibles sin aquellos de sus ciudadanos que deciden dedicarse a la política. 

Incluimos los enlaces a dos interesantes artículos aparecidos en el diario El País, uno de Violeta Assiego, que analiza los datos de una encuesta según la cual una inmensa mayoría de españoles afirma que estamos "al borde un estallido social" y otro del profesor José Ignacio Torreblanca, que pide a los políticos valentía en estos momentos de crisis.

Invitamos a nuestros seguidores y a todos los dirigentes políticos y sociales a participar en este debate. Ver anteriores artículos sobre este debate pinchando aquí

--0--

Nuevas reglas, en un nuevo 
marco institucional

No queremos nuevos salvadores, ni renunciar a decidir quiénes deben ser nuestros representantes que decidan los asuntos vinculados a nuestro futuro

No parece que haya alternativas para que el papel del ciudadano-político pueda ser reasignado en favor de no sé qué suerte de figura social representativa

Los logros de la sociedad toda no son al margen de aquellos de sus ciudadanos que deciden dedicarse a la política con el apoyo de los demás

Por Miguel Ángel Cuenca Nieto-Márquez (*)

El tema-cuestión planteado tan oportunamente ―como siempre― por la Escuela de Ciudadanos en este su blog, tiene a mi juicio una sola respuesta: por supuesto que hay una necesidad vital y social de política y de políticos. Entre otras razones, por la ya esgrimidas por quienes me han precedido abordando el tema-cuestión.

También por las que podemos encontrar publicadas últimamente en todos los medios como consecuencia de que cada día nos desayunamos con un desaguisado nuevo. No pretenderé por tanto justificar con los mismos o parecidos argumentos por qué es necesaria la política y los políticos en general.

sábado, 19 de enero de 2013

Temas a debate: ¿Son necesarios los políticos?

Hacia un pacto para salvar la política

E.C.

María Gámez es una de las figuras más destacadas del socialismo andaluz, a pesar de su juventud. Ha ocupado importantes cargos en su provincia natal, Málaga, y actualmente es Portavoz del Grupo Socialista en el ayuntamiento de la capital, y vocal de la Ejecutiva Federal del PSOE.

Gámez, licenciada en Derecho y funcionaria de carrera, se suma hoy con este artículo al debate abierto por la Escuela de Ciudadanos sobre la necesidad de los políticos. La socialista malagueña concluye que "es necesario un pacto entre los principales partidos que corrija los mas destacados males que desprestigian la política".

En anteriores entregas hemos publicado artículos de José María Alfaya, animador cultural y músico; Eduardo Sotillos,  periodista, exportavoz del primer Gobierno de Felipe González; Miguel Ramírez Muñoz, Coordinador Provincial de IU en Ciudad Real; Pedro María Castellanos, Delegado de UPyD en Manzanares (sede de la Escuela de Ciudadanos); Juan Rodriguez Rubio, presidente de Liberales Independientes por Manzanares (LIM); y la socióloga Victoria Pozas Escabias.

Animamos a nuestros lectores y a los dirigentes de los partidos y organizaciones sociales a aportar sus opiniones a este interesante debate.
--0--


La necesidad de una política necesitada

Si esperas que la política resuelva tus problemas, y la cohorte neoliberal se empeña en sesgar tus derechos, es lógico dar la espalda a quien te produce este perjuicio

La distancia entre electores y elegidos sólo deja espacio para la proliferación de totalitarismos y populismos muy poco ventajosos para el interés general

Es necesario un pacto entre los principales partidos que corrija los más males que desprestigian la política

Por María Gámez (*)

Son tantos los pilares que cimbrean esta gravísima crisis económica y financiera que resulta evidente que una de sus consecuencias mayores y más grave es la desafección hacia la política que las sociedades democráticas, en general, y la española en particular está manifestando día a día.

 La realidad es tozuda y pone de manifiesto a tenor de los datos de los últimos parámetros que se derivan de los estudios demoscópicos del CIS que la política o la clase política se convierte en una preocupación, cuando no en un problema, al ocupar un lugar preeminente en el orden de prelación del resultado ante las cuestiones planteadas en la macroencuesta.

domingo, 13 de enero de 2013

Temas a debate: ¿Son necesarios los políticos?

Ni secta, ni mafia

E.C.
Firma hoy una nueva aportación al debate sobre la necesidad de los políticos un hombre polifacético, José María Alfaya, quien, en clave no exenta de humor, pero con un contundente fondo de verdad, concluye que, en realidad, los políticos “no son una secta, ni una mafia, ni un grupo social, sino una parte de nosotros mismos”.

Incluimos además en esta entrega los enlaces a tres interesantes artículos sobre la corrupción entre la clase política y un lúcido análisis de José María Izquierdo, autor del blog El Ojo Izquierdo (El País) y colaborador habitual de la Cadena SER.

En anteriores entregas hemos publicado artículos de Eduardo Sotillos, periodista, exportavoz del primer Gobierno de Felipe González; Miguel Ramírez Muñoz, Coordinador Provincial de IU Ciudad Real; Pedro María Castellanos, Delegado de UPyD en Manzanares (sede de la Escuela de Ciudadanos); Juan Rodríguez Rubio, presidente de Liberales Independientes por Manzanares (LIM) y la socióloga Victoria Pozas Escabias.

Animamos a nuestros lectores y a los dirigentes de los partidos y organizaciones sociales a aportar sus opiniones a este interesante debate.
--0--

El asesinato de Aristóteles

Los políticos no son una secta, ni una mafia, ni un grupo social, sino parte de nosotros mismos, que lo somos salvo cuando estamos aislados, ciegos, sordos y mudos

Rechazar la política es entregarse al autoritarismo como fórmula para gestionar asuntos comunes y cotidianos

En la derecha se suma, además del miedo y la ignorancia, el interés ilegítimo y la mentira social, patológicamente llevada a la subversión del lenguaje por medio de lo que ya se conoce como “neolengua”

Por José María Alfaya (*)

Mi madre, que fue una gran traumatizada de la Guerra Civil y se abrazó al “síndrome de Estocolmo” como demostración de su incapacidad para comprender el drama que habían vivido en su propia familia, con fusilados por ambos bandos, nos decía enfáticamente que “de la Política... ni la p”.

No contenta con asesinar intelectualmente a Aristóteles, el rechazo de “la política” la llevaba a entregarse al autoritarismo como fórmula para gestionar los asuntos comunes y cotidianos.

lunes, 7 de enero de 2013

Temas a debate: ¿Son necesarios los políticos?

Una campaña contra la política

E.C.
Se incorpora a nuestro debate uno de los más brillantes periodistas del último medio siglo, Eduardo Sotillos, quien desarrolló una exitosa carrera fundamentalmente en la radio y la televisión públicas. Fue además portavoz del primer Gobierno de Felipe González.
Sotillos denuncia en su escrito una “sutil campaña de desprestigio que desde ciertos medios de comunicación se viene haciendo de la vida parlamentaria”.
Con anterioridad hemos publicado artículos de Miguel Ramírez Muñoz, Coordinador Provincial de IU Ciudad Real, Pedro María Castellanos, Delegado de UPyD en Manzanares (sede de la Escuela de Ciudadanos), Juan Rodríguez Rubio, presidente de Liberales Independientes por Manzanares (LIM) y la socióloga Victoria Pozas Escabias.
Animamos a nuestros lectores y a los dirigentes de los partidos y organizaciones sociales a aportar sus opiniones a este interesante debate.
--0--

De la protesta a la propuesta:
la honrosa misión de la política

Defender hoy a los políticos es una tarea ingrata, condenada a no recibir aplausos, pero exigible por coherencia con las convicciones democráticas
La democracia representativa es el único modelo que garantiza el ejercicio pleno de las libertades, y entre ellas la de denunciar y expulsar a los políticos indeseados
Como, pese a quien pese, todavía hay muchos políticos honestos, entregados a las ideas que defienden, reclamo se tenga el coraje de proclamarlo en voz alta
Por Eduardo Sotillos (*)

Defender hoy a los políticos -y no sólo en España- es una tarea ingrata, condenada a no recibir aplausos, pero exigible por coherencia con las convicciones democráticas.


miércoles, 2 de enero de 2013

Temas a debate: ¿Son necesarios los políticos?

La responsabilidad de ser ciudadanos

E.C.

Continuamos el debate sobre le necesidad, o no, de los políticos. En esta ocasión, con un artículo de Miguel Ramírez Muñoz, Coordinador Provincial de IU Ciudad Real.
Para Ramírez, si los ciudadanos no actúan y participan en la gestión de su ciudad, serán sustituidos por quienes sí “tienen claros sus intereses, objetivos y fines, como ya estamos viendo con la irrupción de las grandes empresas en todos los aspectos de la vida pública española”.
En anteriores entregas, hemos publicado los artículos de Pedro María Castellanos, Delegado de UPyD en Manzanares (sede de la Escuela de Ciudadanos), Juan Rodríguez Rubio, presidente de Liberales Independientes por Manzanares (LIM) y la socióloga Victoria Pozas Escabias.
Reiteramos nuestra invitación al resto de formaciones políticas, pero también a los ciudadanos en general, a que participen con sus artículos y comentarios en este debate.
--0--

Sobran determinadas políticas,
no políticos 
Solo en sociedades esclavistas o de castas se puede entender la discriminación entre sociedad y polis, entre quienes trabajan y acatan y los que ejercen el poder político
Es infantiloide e irresponsable descargar la culpa de lo ocurrido en nuestro país sobre los polític@s, como si no hubieran llegado al poder por el voto del pueblo
El primer paso para recuperar nuestra democracia, es aceptar la responsabilidad de ser ciudadan@


(*) Por Miguel Ramírez Muñoz
Invitado a participar en este nuevo debate en la Escuela de Ciudadanos, lo hago a pesar de que pudiera ser acusado de hacer un escrito de parte, al fin y al cabo soy representante de una organización política, y no sería la mía una opinión muy objetiva, pero aún así no he querido faltar a esta oferta por parte de la escuela.